💻

laagam.com es no-code

Nadie del equipo de laagam tiene conocimiento técnico ni tecnológico. Nuestro CEO es a su vez el CTO y Jefe de Producto digital: es decir, que hace lo que puede con lo poco que sabe de html/css. Nos inspiramos copiando funcionalidades y diseños de otras empresas que funcionan, intentando replicarlas a través de herramientas, apps y plugins que no requieran desarrollo (lo que ahora llaman no-code). La suerte de usar shopify es que toda funcionalidad que necesites, alguien ya la ha transformada en un plug-in que está en la app store. Estamos pivotando nuestro modelo de negocio al stock cero, solo producir lo que previamente se ha vendido. Por lo que hay que construir una experiencia de usuario (UX) única de cero: ya no nos vale parchear/copiar, necesitamos ayuda profesional. Estamos documentando todo lo que usamos ahora para ayudar al equipo que va a reformular nuestro producto digital: lo compartimos también públicamente por si aporta valor. Hay muchas emprendedoras que tienen ideas pero creen les faltan herramientas. Aquí tienen varias.

DISCLAIMER: nuestra web no tiene muy buena conversión (1.5%), es muy lenta y muchas de las clientas no la entienden. Por eso la vamos a cambiar.

Todo el front (desde homepage hasta páginas tipo How It Works, pasando por la colección on demand) está construido con la app no code de Shogun.

Es una app drag & drop que se integra con shopify y que permite con 0 código crear páginas de cero o editar existentes a través de building blocks: textos, imágenes e hipervínculos para hacer webs atractivas rápidamente sin código. Muy sencillo diseñar en inDesign para luego subirlo directo como imagen con links a través de shogun (lo negativo es que esto puede afectar a la velocidad de carga):

UPDATE: hemos pasado de usae Shogun ha Pagefly. La razón es que con la ayuda de nuestros amigos de MinimumRun hemos rediseñado toda la homepage. Pagefly permite construir el front-end como si usaras código, podéis ver este ejemplo con la web de NIKE.

Ya dentro del feed de productos (collections, las distintas categorías de productos), una app nos permite "taggear" cada producto para aportarle información relevante al cliente sin tener que entrar aun a la página de producto: shop now, join waitlist, best seller, locally made... Esto se lo hemos copiado a Zalando.

image
image

Un vez dentro de la página producto, si el producto está en campaña de ventas activa (que duran de Miércoles a Miércoles) tenemos una app que que genera una cuenta atrás para que la clienta sepa el tiempo que tiene para comprar dicho drop (y compensar la falta de inmediatez en la entrega con el hype del tiempo limitado).

image

Si el producto es de una campaña de ventas pasada y ahora no se puede comprar, usamos Wait.li para generar una waitlist que da visibilidad a las clientas de cuántas hay apuntadas: saben que si son suficientes (+50) lo más probable es que volvamos a lanzar dicho producto.

image

Aunque esto es algo que tenemos que comunicar mejor visto lo visto:

image
image

Una vez el cliente realiza un pedido, es cuando entra en flow de emails de Klaviyo. La gran ventaja que tiene la plataforma es que permite automatizar la comunicación en función de una serie de reglas (triggers). Esto es algo indispensable en nuestro caso ya que la experiencia de post-compra no puede ser igual que en un ecommerce normal: entregamos en 10-20 días, no en 48h. Si la clienta no tiene una comunicación constante del estado de su pedido: se nos satura la atención al cliente y difícilmente la experiencia será positiva.

image

Es más, intentamos que el proceso hasta genere ilusión por la vía de la anticipación. Que sienta que su producto es único y que se está haciendo de manera artesanal en uno de nuestros talleres de proximidad (cosa que es verdad y es parte del marketing).

Si un pedido es con productos en stock, a la clienta le llega un email de notificación que incluye un tracking que le lleva a una página con cuatro estatus: Pedido confirmado, pedido en preparación, pedido enviado y pedido entregado. Si es un pedido on demand (la mayoría), la clienta recibe un email distinto recordándole que su producto se tiene que producir y se le lleva a una página de estatus (app Parcel Panel) para que vea en tiempo real dónde se encuentra su pedido junto con las fechas estimadas de entrega. Se integra con nuestro almacén y con nuestros operadores logísticos:

image

Al cabo de siete días de la compra, a las clientas con productos on demand se les envía un email para avisarles que la producción de su pedido ya ha comenzado. Una vez dicho producto ya está en nuestro almacén preparado para enviarse a su casa, reciben un email con el tracking final de entrega.

image

La gracia de Klaviyo es la misma que la de Shogun: los emails se construyen con bloques de texto e imágenes, no hace falta saber nada de código ni para montarlos ni para automatizarlos.

Espero que este post sea útil para otras emprendedoras. También es un documento al que nos gustaría volver en un tiempo y que se nos cayera la cara de vergüenza al verlo: "If you are not embarrassed by the first version of your product, you've launched too late.”

Está claro que tenemos que rehacer el producto digital porque no funciona. Que quede este texto como homenaje póstumo de lo que fuimos capaces de hacer sin inversión ni conocimiento pero sí muchas ganas.

image

image